(Nada por ahora)

miércoles, 22 de agosto de 2007

Segundo Cineforum




El domingo 26 de agosto se visualizará en el local de 'La Embajada' la segunda película de este Cine de Verano.La CuadrillaLa cuadrilla cuenta la historia de un grupo de obreros ferroviarios que trabajan en una estación del sur de Yorkshire, en el momento en el que está teniendo lugar la privatización de la red ferroviaria.Cuando Harpic, el jefe del almacén comunica oficialmente a Paul, Mick y los demás trabajadores de la cuadrilla, las condiciones y directrices de los nuevos patronos; la perspectiva de cobrar por el trabajo a destajo y de renunciar a las vacaciones remuneradas les parece una tomadura de pelo.No pasará mucho tiempo, sin embargo, antes de que la cuadrilla tenga que enfrentarse a un dilema nítido: arriesgarse a vivir como puedan con la indemnización por despido y los contratos temporales que puedan ir surgiendo o someterse a las reglas impuestas por los nuevos empresarios.ar postura.
Dirección: Ken Loach.
Países: Reino Unido, Alemania, España.
Año: 2001.Duración: 93 min.
Interpretación: Dean Andrews (John), Tom Craig (Mick), Joe Duttine (Paul), Steve Huison (Jim), Venn Tracey (Gerry), Andy Swallow (Leo), Sean Glenn (Harpic), Charlie Brown (Jack), John Aston (Bill Walters), Juliet Bates (Fiona), Graham Heptinstall (Owen).
Guión: Rob Dawber.
Producción: Rebecca O'Brien.
Música: George Fenton.
Fotografía: Barry Ackroyd y Mike Eley.
Montaje: Jonathan Morris.
Diseño de producción: Martin Johnson.
Dirección artística:Fergus Clegg.
Vestuario: Theresa Hughes.

SINOPSIS:La cuadrilla cuenta la historia de un grupo de obreros ferroviarios que trabajan en una estación del sur de Yorkshire, en el momento en el que está teniendo lugar la privatización de la red ferroviaria.Cuando Harpic, el jefe del almacén comunica oficialmente a Paul, Mick y los demás trabajadores de la cuadrilla, las condiciones y directrices de los nuevos patronos; la perspectiva de cobrar por el trabajo a destajo y de renunciar a las vacaciones remuneradas les parece una tomadura de pelo.No pasará mucho tiempo, sin embargo, antes de que la cuadrilla tenga que enfrentarse a un dilema nítido: arriesgarse a vivir como puedan con la indemnización por despido y los contratos temporales que puedan ir surgiendo o someterse a las reglas impuestas por los nuevos empresarios.